¿Para qué te puede servir una asesoría fiscal?

Los temas relacionados con los trámites a realizar en diferentes momentos de nuestras vidas (por ejemplo, cuando creamos una nueva empresa, cuando decidimos comprar una vivienda, cuando tenemos que proceder con el pago de impuestos…) son mucho más complicados de gestionar de lo que nos puede parecer en un primer momento.

El primer problema que presentan es que, si nos equivocamos en cualquiera de estos trámites obligatorios, podría llegar a incurrir en sanciones muy graves de parte de la administración.

Es entonces cuando entra en juego la figura de un asesor fiscal. A continuación, te vamos a comentar algunas de sus funciones principales, así como algunos consejos para poder reconocer cuándo estamos ante un buen profesional.

Todo lo que tienes que saber sobre los asesores fiscales

¿En qué te pueden ayudar?

Imagina que quieres crear un nuevo negocio porque tienes una idea completamente revolucionaria. Sin embargo, es muy posible que no tengas tiempo para poder encargarte de que todos los trámites se realicen de la forma adecuada o se presenten en el plazo estimado.

En este caso, lo que podemos hacer es delegar en asesorías fiscales como la asesoría Fiscal Gestiun que se encargará de gestionar de forma efectiva las cuentas de nuestro negocio y de llevar la contabilidad al día.

Nos pueden ayudar con temas relacionados con deducciones, impuestos de sociedades, declaración del IRPF….

Pero no solo eso, también nos pueden representar ante Hacienda, ayudando a gestionar los trámites para fraccionar los diferentes pagos, presentarán los modelos que necesitemos de manera telemática, ahorrando así tiempo y disgustos.

Buscando el mejor asesor fiscal

Trayectoria

En uno de los factores claves en los que nos tenemos que basar es en la trayectoria de la gestoría. Deberíamos elegir una que tuviera la máxima experiencia demostrable para saber que son capaces de trabajar con empresas de diferentes ámbitos.

Además, también deberíamos echar un vistazo al grado de satisfacción de los clientes que han contratado sus servicios (esto es fácil de ver gracias a Internet).

Asesoramiento personalizado

Aunque no siempre vamos a necesitar asesoramiento, si que es verdad que en algunos momentos tendremos que hacer una consulta que dista mucho de ser genérica. En este caso necesitaremos tener a un grupo de profesionales a nuestra disposición para poder resolverla cuanto antes.

Elegir a una asesoría con un servicio de consultas inmediata es también un buen factor a considerar ya que algunas siguen ancladas en el pasado y no disponen de vías de comunicación directa como presencia en redes sociales, página web o correo electrónico.

Buenos precios

Por último, también deberíamos decantarnos por una que fuera capaz de ofrecernos precios realmente competitivo, pero en ningún que se traduzca en sacrificar la calidad del trabajo que nos tengan que realizar.

Esperamos que ahora sí, puedas por fin conocer la importancia de la figura del asesor fiscal y como encontrar a uno de calidad.