Combinaciones de colores perfectas para vestir bien

Combinar colores es algo que puede parecer muy sencillo en un primer momento, pero que puede ser mucho más complejo en cuanto nos ponemos a ello.

En el momento en el que nos decidimos a combinar nuestras prendas, llegaremos a la conclusión de que son muchos los factores a considerar: el color del cabello, el tono que tiene nuestra piel, el color de nuestros ojos, además de nuestro estilo personal.

Es por ello por lo que te hemos preparado una pequeña lista de consejos para que aprendas cómo combinar colores.

Cómo combinar colores sin morir en el intento

Dos máximas a considerar

Lo primero que tenemos que saber es que existen colores primarios (que son el amarillo, azul y rojo) y colores secundarios (naranja, violeta y verde).

La idea es que combines prendas que sean completamente opuestas en un círculo cromático o que estén cercanas. Por ejemplo, un beige con un marrón, como están dentro del mismo aparato de este círculo, se pueden combinar sin problemas.

Combinar colores paso a paso

Negro, gris, beige y blanco

Estos colores están dentro de los neutros y suelen funcionar de forma correcta entre ellos y con otros colores. Suponen la opción perfecta para combinar y no fallar.

  • Otro truco que te puede venir muy bien consiste en poder combinar colores que sean fríos con accesorios con tonalidades plateadas. En contraposición, los colores cálidos casarán estupendamente con accesorios que sean dorados. Es importante que no los mezcles.
  • Es crucial que no combines tres colores al mismo tiempo que no pertenezcan a la misma gama cromática. El problema de esto es que nos jugamos mucho. Aunque sí que es verdad que encontramos muchos estilos donde se atreven con ello y queda muy bien, lo más normal es que solo te sirva para conseguir una apariencia caótica y sin demasiado sentido.

Contrastes

Hay algunas prendas de diferentes colores que quedan muy bien cuando se combinan. Un buen ejemplo es la combinación de las prendas rojas con el negro. Podemos utilizar un vestido rojo con un cinturón negro como complemento, tal y como podemos ver en esta web de monos de vestir.

Estampados, ¿sí o no?

Los estampados son un buen recurso que te darán un toque de frescura muy interesante. El error se produce si combinamos dos prendas que estén estampadas (sobre todo si el estampado es diferente). No queda especialmente bien llevar una camisa de estampado de flores con un pantalón a rayas. Esto es algo que conviene evitar a rajatabla.

Recursos en tu armario

Existen prendas básicas que nos pueden servir para cuando tengamos que combinar colores (puedes ser una camiseta blanca con una negra, medias de diferentes tonalidades, vaqueros, zapatos, bolsos de diferentes colores). Es por ello por lo que te tendrías que adelantar a ello y disponer de diferentes recursos en tu armario porque nunca se sabe cuándo te van a poder hacer falta.

Con todos estos consejos, combinar colores a partir de ahora, será todo un juego.