Consejos generales para cuidar correctamente tus cultivos

¿Te estás encargando de una serie de cultivos y no consigues que avancen al ritmo ni en las condiciones que esperabas? Pues presta atención y toma nota, ya que desde Herreradelosnavarros.com te vamos a dar una serie de consejos que te serán de gran ayuda para cuidar correctamente tus cultivos.

Y es que cuando se pretende llevar a cabo una producción de gran cantidad y por supuesto, de calidad, son muchas las cosas que se deben tener en cuenta. Es fundamental aplicar una serie de técnicas totalmente necesarias que te garantizarán el mejor cuidado de la tierra y que el suelo se encuentre en perfecto estado para la plantación. No es un secreto para nadie que el suelo desempeña un papel protagonista de cara al cultivo, por ello es muy importante que presente las mejores condiciones.

¿Cómo conseguir un suelo saludable? 

Son muchos los factores que pueden incidir para disfrutar de un suelo saludable, aunque por lo general tendrás que esforzarte y poner de tu parte para conseguirlo. Es importante que el suelo reciba los nutrientes necesarios y que sea regado con agua potable libre de contaminación.

Los fertilizantes y fungicidas también desempeñan un papel protagonista, como el hidróxido de cobre, clortalonil, fosetil, oxicloruro, etc. Variarán en función de los diferentes nutrientes que necesite cada suelo. Pero es importante que esta aplicación la hagas a conciencia y de forma moderada, ya que de lo contrario es posible que pudieras acabar dañando el suelo.

Los fertilizantes y los fungicidas ayudarán a que el suelo presente las mejores condiciones para el cultivo, consiguiendo sacarle el máximo rendimiento. Los fertilizantes se encargarán de aportarles la cantidad de nitrógeno, fósforo y potasio necesaria, que son elementos fundamentales para el correcto desarrollo y crecimiento.

Mientras que los fungicidas como el hidróxido de cobre conseguirán que tus cultivos crezcan sanos, y libres de hongos y de todo tipo de plagas. Se encargarán de controlar las posibles enfermedades y que el producto final disfrute de las mejores condiciones. Ambos son fundamentales para el correcto cuidado de tus cultivos.

Rotación de cultivo 

Otro consejo que te puede ser de gran ayuda es rotar los cultivos cada cierto tiempo, ya que así permitirás que la tierra pueda tener una tregua y descanse durante un tiempo de la absorción de nutrientes de cada plantación. No hay que olvidar que los nutrientes provocan acidez en el suelo, por lo que merece la pena prestarle la atención necesaria.

También puedes probar a cambiar el tipo de abono que apliques a tus cultivos, escogiendo algunos que propicien una menor acidez, así como plantaciones que se muestren más tolerantes a suelos con altos niveles de acidez.

Como ves, el correcto cuidado del cultivo va cogido de la mano del cuidado del suelo y de la tierra, ya que de éste dependerá el correcto desarrollo de los cultivos y de las plantaciones, permitiendo que pueda disfrutar del mejor crecimiento y de las mejores condiciones.